Cara Paralisia

La parálisis facial tiene varias causas, podiendo ser congénita, idiopática, traumática, o siendo el resultado de una secuela de cirugía oncológica y otitis media.

La más frecuente es la parálisis idiopática o de Bell como es conocida. Ocurre debido al edema del nervio facial en el interior del canal óseo en el hueso petroso mayor.

La parálisis facial de Bell acomete uno en cada treinta personas a lo largo de su vida. Existen trabajos mostrando que la recuperación ocurre en la mayoría de los pacientes. En los otros casos ocurre una recuperación parcial con secuelas importantes y cuanto mayor sea la edad, hay menor chance de mejora satisfactoria.

Las técnicas más utilizadas actualmente para reanimar la face paralizada son el “Cross-Face Nerve Graft”, la transposición del músculo temporal, la neurorrafia entre el nervio hipogloso y el nervio facial dañado y el trasplante microcirúrgico de músculo grácil.

Nuestra preferencia para parálisis reciente es el “Cross-Face Nerve Graft”con neurorrafía término-lateral.Esto significa la colocación de uno o dos injertos del nervio sural uniendo el nervio facial normal con el paralizado, sin sección en ninguno de estos nervios de la face.

Em los casos de parálisis antigua utilizamos la transposición ortodrómica del músculo temporal. Entonces, para sonreír, el paciente realiza un pequeño movimiento de mordida, contrayendo el músculo temporal y traccionando el borde de la boca, realizando el movimiento de sonreír.

De la misma forma, em parálisis congénita, utilizamos la transposición ortodrómica del músculo temporal.

Una de las más graves situaciones en parálisis facial es la Síndrome de Möebius, , un tipo de parálisis congénita bilateral.En estos casos hemos empleado la transposición ortodrómica bilateral del músculo temporal.