Investigación

Investigando y estudiando con el Dr. Fausto Viterbo

Anualmente se ofrecen varias plazas a las personas interesadas de Brasil o del extranjero.

Postdoctorado:
Una vacante para médicos, biólogos, dentistas, veterinarios y farmacéuticos siempre que hayan finalizado su doctorado.
Beca fapesp *

Doctorado:
Curso de Postgrado en “Bases Generales de Cirugía y Cirugía Experimental” en la Facultad de Medicina de Botucatu – UNESP
Un lugar ofrecido a médicos, biólogos, dentistas, veterinarios o farmacéuticos.
Beca fapesp * o CAPES *

Maestro:
Curso de Postgrado en “Bases Generales de Cirugía y Cirugía Experimental” en la Facultad de Medicina de Botucatu – UNESP
Un lugar ofrecido a médicos, biólogos, dentistas, veterinarios o farmacéuticos.
Beca fapesp * o CAPES *

Iniciación Científica:
Dos vacantes. Para estudiantes de medicina.
Beca fapesp *

Residencia en Cirugía Plástica en la Facultad de Medicina de Botucatu / UNESP
Una plaza. Para médicos.
Beca fundap

* Sujeto a aprobación previa por parte de las entidades mencionadas

Líneas de búsqueda

1. Neurorrafia terminolateral
2. Parálisis facial
3. Paraplejia
4. Inclusiones e injertos de grasa
5. Liposucción

Neurorrafia terminolateral

Desarrollamos neurorrafia terminolateral sin incisión ni lesión en el nervio donante, tema de nuestra tesis doctoral, defendida en 1992. Este descubrimiento fue de suma importancia, representando un cambio de paradigma en la fisiología de los nervios periféricos, abriendo varios nuevos. campos de investigación y numerosas aplicaciones clínicas.

Varios trabajos en esta línea fueron realizados por nosotros y posteriormente por otros autores.

Esta neurorrafia permite la utilización de un nervio como donante de axón, sin incisión alguna en el mismo, evitando así cualquier daño en su estructura o desnervación en su territorio. Por lo tanto, se abre una gama casi infinita de opciones de nervios para su uso como donantes de axones.

Esta neurorrafia ha sido utilizada por nosotros en el tratamiento de la parálisis facial, preservación de la sensibilidad después de la extirpación del nervio sural y reinervación de parapléjicos.

Parálisis facial

La parálisis facial tiene varias causas, que pueden ser congénitas, idiopáticas, traumáticas o por secuelas de cirugía oncológica y otitis media.

La más frecuente es la idiopática o parálisis de Bell, como se la conoce. Ocurre debido al edema del nervio facial dentro del canal óseo en el peñasco mayor.

Las técnicas más utilizadas en la actualidad para la reanimación de la cara paralizada son el “injerto de nervio cruzado”, la transposición del músculo temporal, la neurorrafia entre el nervio hipogloso y el nervio facial lesionado y el trasplante microquirúrgico de músculo gracilis.

Nuestra preferencia por la parálisis reciente es el “injerto de nervio cruzado” con neurorrafia de extremo a lado. Esto significa la colocación de uno o dos injertos de nervio sural que conectan el nervio facial normal con el nervio paralizado, sin sección de ninguno de estos nervios faciales.

En casos de parálisis antigua utilizamos transposición ortodrómica del músculo temporal. Así, para sonreír, el paciente realiza un pequeño movimiento de mordisco, contrayendo el músculo temporal y tirando de la comisura de la boca, realizando un movimiento de sonrisa.

Asimismo, en la parálisis congénita utilizamos la transposición ortodrómica del músculo temporal.
Una de las situaciones más graves de la parálisis facial es el síndrome de Möebius, un tipo de parálisis congénita bilateral. En estos casos, hemos utilizado la transposición ortodrómica bilateral del músculo temporal.

Parapléjicos

Los lesionados medulares, es decir, parapléjicos, presentan problemas en el tracto urinario, en el aparato locomotor y pérdida de sensibilidad, con las consiguientes atrofias musculares, osteoporosis y úlceras por presión.

Todo esto determina una pésima calidad de vida para estas personas.

Hasta la fecha, no se dispone de una técnica eficaz para restaurar las habilidades motoras de estos pacientes.

En cuanto a la sensibilidad en las zonas anestesiadas, hemos visto injertos nerviosos con neurorrafia terminolateral. Esta nueva técnica se aplicó en dos casos. En estos pacientes, hubo un retorno de la sensibilidad en ambos glúteos, evitando así la aparición de úlceras por presión.

Inclusiones e injertos de grasa

Varios pacientes tienen graves deformidades estéticas debido a irregularidades en la superficie de la piel.

Muchos casos se deben a cambios en el tejido celular subcutáneo. Durante muchos años hemos estado estudiando los injertos de grasa de forma experimental y más recientemente materiales aloplásticos como el polimetilmetacrilato, polytef y bioplástico.

Liposuccion

La liposucción es actualmente una de las cirugías más realizadas en cirugía plástica. Hemos estado estudiando varios aspectos relacionados con él en animales con el fin de hacerlo más seguro.